Al momento de buscar una fuente de financiamiento para emprender un proyecto  o darle continuidad o fortalecer el negocio en marcha, las empresas se enfrentan con las diferentes alternativas que ofrece el sistema financiero para cubrir la necesidad de contar con la liquidez necesaria, las que cada vez son más variadas y pueden parecer muy atractivas; sin embargo antes de decidir sobre cualquiera de ellas, es importe conocer  las ventajas y desventajas que ofrece cada modalidad de financiación, por lo que en este artículo vamos a referirnos a dos de las principales formas crediticias como son los créditos decrecientes y las líneas de crédito.

El crédito decreciente, es aquel pactado para un plazo determinado, estableciendo cuotas de pago iguales y sucesivas hasta finalizar el crédito o aquellos que son contratados para pago de plazo fijo[1]. El crédito decreciente es el préstamo tradicional que otorga una institución bancaria, en donde el cliente o deudor recibe una cantidad determina de dinero y se compromete a pagarla en un plazo determinado mediante cuotas fijas de capital más intereses.

La línea de crédito, por el contrario, es aquel crédito en el cual el monto del financiamiento otorgado puede ser utilizado (rotado) varias veces, dependiendo de la disponibilidad que se genere de las amortizaciones (pagos) que se efectúen al capital. [2]

En ambas modalidades es importante analizar la necesidad de liquidez que se requiere y cuánto es el tiempo que se dispone para recuperar la inversión, a fin de tomar la mejor decisión de endeudamiento teniendo en cuenta las ventajas y desventajas de cada una;  por lo que es recomendado asesorarse correctamente, antes de decidir.

Ventajas y desventajas

Para tomar una decisión acertada respecto al financiamiento más conveniente para las necesidades a cubrir, hay que tener en cuenta:

  • En el préstamo el dinero se recibe al contratar, en un solo desembolso, mientras que en la línea de crédito el Banco pone a disposición cierta cantidad de dinero, pero el cliente deudor toma lo que necesite en el momento más conveniente, siempre dentro de los límites y el plazo contratado.
  • Una de las ventajas más importantes de una línea de crédito es la flexibilidad con la que puede disponerse del dinero; pues la institución bancaria pone a la disposición cierta cantidad, pero el cliente puede utilizar únicamente lo que necesita en el momento que lo necesita y no necesariamente debe tomar toda la cantidad dispuesta, a diferencia del crédito decreciente que debe tomar el dinero en un solo retiro.
  • Una de las desventajas de una línea de crédito es que generalmente los intereses son más elevados que los del crédito y además se cobran comisiones no sólo para el capital que se utilice, sino también por aquella parte que no ha sido utilizada pero que está disponible para usarse; en cambio en el préstamo sólo se pagan los intereses por la totalidad prestada.
  • En cuanto al plazo, generalmente el de la línea de crédito es menor que el del préstamo, debido a que es utilizado para cubrir necesidades de liquidez inmediata y no a mediano o largo plazo como ocurre en los préstamos.
  • En una línea de crédito, los abonos o pagos que haga el deudor, de las sumas descontadas, constituyen disponibilidad de dinero a su favor, pudiendo utilizar el disponible dentro del término convenido; contrario al crédito decreciente en el que el pago de capital e intereses no genera una nueva disponibilidad de dinero.
  • Otra de las ventajas a considerar en una línea de crédito es que la institución financiera la puede renovar, tomando en cuenta el record del cliente; lo que no es posible en un crédito decreciente.

Para mayor información sobre éste y otros temas legales, contacte a LatinAlliance El Salvador, Abogados y Notarioselsalvador@latinalliance.co

[1] Definición del Banco Central de Reserva de El Salvador y términos regulados en el artículo 1142 del Código de Comercio.

[2] En la legislación salvadoreña, esta modalidad crediticia está regulada en el Artículo 1111 del Código de Comercio.

Artículos relacionados

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *